Archivo para la etiqueta ‘sacro imperio romano germanico

MONASERIO DE SAN LORENZO EL REAL, LAS MOTIVACIONES DE FELIPE II   Leave a comment

TESTAMENTO DE FELIPE II

En 1594 Felipe II otorgó testamento ante Jerónimo Gasol,  secretario de palacio. Lo validó con su  firma y rúbrica y su sello real. En este documento y en la Carta de Fundación del Monasterio figuran los cuatro motivos que justifican su construcción: 1.- Agradecer a Dios la victoria de San Quintín el 10 de agosto de 1557, festividad de San Lorenzo. 2.- Dar gracias por la catolicidad de todos los dominios de la Monarquía Hispánica. 3.- Dar gracias a Dios por proteger la dinastía real. 4,. Servir de sepultura fundamental a los miembros de la familia real.

En la Carta de Fundación El rey decidió que se iniciara la construcción en 1563, con cuatro motivos muy precisos y bien conocidos, pues se explican en una carta de fundación de 1565 y en el testamento real: 1) Agradecer a Dios la victoria sobre los franceses en San Quintín el 10 de agosto de 1557, día de San Lorenzo. 2) Agradecer a Dios el mantenimiento del catolicismo en los dominios de Felipe II. 3) Alabar a Dios por la protección de la dinastía real. 4) Servir de sepultura monumental a los miembros de la familia real.fundación de 1565 y en el testamento real: 1) Agradecer a Dios la victoria sobre los franceses en San Quintín el 10 de agosto de 1557, día de San Lorenzo. 2) Agradecer a Dios el mantenimiento del catolicismo en los dominios de Felipe II. 3) Alabar a Dios por la protección de la dinastía real. 4) Servir de sepultura monumental a los miembros de la familia real.

La  custodia del Monasterio la encomendó a la Orden de los Jerónimos. Para ellos  habilitó un convento, un colegio-seminario y un hospital.

EL FALLECIMIENO DE SU PADRE

La muerte de su padre, Carlos V, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, en el Monasterio de Yuste, en 1558, le determinó a construir un monasterio que simbolizara las contribuciones de la Casa de Austria a la Monarquía Hispánica.

EL SACRO IMPERIO ROMANO GERMÁNICO

El Sacro Imperio Romano Germánico tuvo su origen en la Germania, uno de los tres reinos en  que fue dividido el Imperio Carolingio.

En el año 962, Otón I, fue proclamado Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.  Sacro porque era un imperio cristiano, que quería mantener la unidad de la cristiandad. Romano porque estaba inspirado en el Imperio Romano. Germánico porque se originó en el Reino de la Germanía, una de las tres partes en que fue dividido el Imperio Carolingio.

Entre los años 962-1806 fue gobernado por las dinastías: Sajona, Framcoma, Hohenstaufen y Habsburgo.

LA BATALLA DE SAN QUINTÍN

Felipe II tenía mala conciencia por la destrucción de la iglesia de San Lorenzo durante la Batalla de San Quintín. Por este motivo, el Monasterio recibió el nombre de San Lorenzo el Real.

ANTECEDENTES

En 1556, el ejercito francés, comandado por el duque de Guisa, invadió el Reino de Nápoles, que por aquel entonces pertenecía a La Corona de España. Felipe II ordenó a sus tropas, acantonadas en los Países Bajos, que invadieran la Francia de Enrique II.

EL COMBATE

El  10 de agosto de 1557 los ejércitos españoles de Manuel Filiberto de Saboya se enfrentaron a los franceses del  almirante Gaspar de Coligny.  La batalla, en las proximidades de la fortaleza de San Quintín,  las tropas españolas salieron victoriosas. Felipe II, ordenó sitiar San Quintín. Se rindió el 27 de agosto.

CASA DE HABSURGO vs CASA DE VALOIS

El conflicto entre ambas dinastías comenzó con Carlos V. Tuvo su origen en las disputas territoriales políticas y territoriales entre la Monarquía Hispánica y el Papado, Pablo IV. Enrique II de Francia se alió con el Papado para cuestionar la hegemonía, en Europa de la Casa de Habsburgo.

PANTEÓN DE LA CASA DE AUSTRIA

Felipe II también incorporó al  Monesterio de San Lorenzo un Panteón, La Cripta Real o Panteón de los Reyes. Fue construido por Juan Gómez de Mora según planos de Juan Bautista Crescenzi. Consta de 26 sepulcros de mármol donde reposan los restos mortales de los reyes y reinas de España de las dinastías de Austria y Borbón, a excepción de Felipe V, Palacio Real de La Granja de San Ildefonso; Fernando VI, Convento de las Salesas Reales de Madrid;  José I, Palacio Nacional de los Inválidos de París; Amadeo I, Basílica de Superga, Turín. Fue inaugurado durante el reinado de Felipe IV.

Los últimos enterramiento han sido, Alfonso XIII; la reina Victoria Eugenia; su hijo Juan de Borbón y Battenberg, y la esposa de éste María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias,

SAN LORENZO MÁRTIR

Nació en Osca, actual Huesca. Fue investido diácono por  Sixto II. Era custodio de Tesoro Eclesiástico. El  emperador Valeriano decapitó a Sixto II y a sus diáconos. A Lorenzo le dio cuatro días de plazo para entregar los tesoros eclesiásticos. Pero Lorenzo los repartió entre los pobres de Roma y se presentó ante el procurador con algunos de ellos diciendo, “Estos son nuestros tesoros”. El 10 de agosto del 258, lo condenaron a morir asado en una parrilla. Durante el martirio bromeó con sus verdugos. Su festividad se celebra el 10 de agosto. Por esta razón, la planta del monasterio tiene forma de parrilla.

Andrés Magaña García

contacto@realsitiodelescorial.com


	

El Escorial de los Austrias – El Palacio de Carlos V en Granada (El Escorial Extramuros)   Leave a comment

ESCORIAL EXTRAMUROS palacio-de-carlos-v

ESCORIAL EXTRAMUROS Palacio CarlosV

El Palacio de Carlos V de Granada, es una construcción renacentista situada en la colina de la Alhambra.  Proyectado como complemento de la residencia privada de la Alhambra para servir de escenario a las ceremonias y actos oficiales de la corte., el palacio se levantó, frente a la ciudad y el exterior, sirviéndose para ello de una arquitectura clasicista y renovadora, y de un elaborado programa iconográfico.

Pedro de Machuca, autor de sus trazas. El primer proyecto elaborado por Machuca, se da  cuenta del nuevo sentido espacial previsto para el conjunto nazarí, así como de las dimensiones y significación del programa, en el que se establecieron dos zonas claramente diferenciadas: una dedicada a residencia privada del monarca, centrada principalmente en las habitaciones de Daraxa y en el conjunto del Patio de los Leones de la Alhambra, y otra constituida por el nuevo palacio, dedicado a atender las necesidades funcionales y representativas de la corte. El proyecto se completaba con dos plazas porticadas frente a las fachadas occidental y meridional del palacio, que comunicaban con las dependencias de la tropa y las caballerizas.

La disposición del palacio es verdaderamente novedosa para las fechas en que se comenzó a construir. De planta cuadrada, el espacio central lo configura un patio circular donde se ha aplicado  el uso de los órdenes -dórico-toscano para el cuerpo bajo, jónico para el superior- en correspondencia con los alzados del muro , que comunica con las fachadas mediante cuatro zaguanes, uno de ellos de planta elíptica.
En los espacios formados en la intersección en planta del círculo y el cuadrado se sitúan las escaleras, a excepción del sector noreste que comunica con la capilla, de planta octogonal.

La galería del patio se cubre con una bóveda anular, que nos remite a soluciones similares de la antigüedad y la relaciona, junto con otros términos del conjunto, con determinados diseños de la arquitectura italiana contemporánea.

  No menos interesante resulta la organización de alzados pensada para articular sus fachadas. Los cuatro frentes del palacio se ordenan con dos pisos: en el bajo, almohadillado a la rústica, se emplean pilastras dórico-toscanas; en el alto, se utilizan pilastras de orden jónico. Entre las pilastras de ambos cuerpos se articulan dos series de vanos, rectangulares los bajos y circulares los altos, completando el conjunto una sobria y elegante decoración de guirnaldas, y emblemas imperiales que, en el cuerpo superior, se distribuyen en los pedestales, en el remate de las ventanas y en los frontones y, que alternativamente coronan los vanos.

Las soluciones tipológicas y estructurales ensayadas por Machuca en el Palacio de Carlos V y la elaboración de su complejo programa iconográfico constituyen la adopción, sin reservas, del clasicismo.

La ordenación de sus fachadas, la importancia concedida a sus ingresos principales, las referencias mitológicas alusivas a las virtudes del soberano y al poder imperial, nos permiten hablar de un lenguaje  clásico, e incluso de la superación del mismo a través de unas soluciones manieristas.


Desde el punto de vista formal la interacción círculo-cuadrado  su planta puede interpretarse como un rasgo típicamente manierista, desde un planteamiento simbólico esta solución responde a la idea clásica de la divinización imperial.

Créditos y Agradecimientos: ARTE ATRAVESADO

A %d blogueros les gusta esto: