Archivo para la categoría "Monasterio del Escorial"

JUAN DE HERRERA SEGUNDO ARQUITECTO DEL REAL SITIO DEL ESCORIAL   Leave a comment

Hecho muy poco frecuente en la Marina Mercante española, el buque rendía homenaje a Juan de Herrera, uno de los arquitectos más destacados de la etapa renacentista hispana. Otra compañía cementera española, Cemenland, hizo lo propio y uno de sus barcos se llamó Arquitecto Gaudí.

Juan de Herrera nació en Roiz (Cantabria) en 1530, falleció en enero de 1597 en Madrid. Miembro de una familia hidalga, nieto de Ruy Gutiérrez de Maliaño y Herrera, señor de la casa solariega de Maliaño, estudió Humanidades y Filosofía en la Universidad de Valladolid. En 1548, recién acabados sus estudios, se incorpora al séquito del futuro rey Felipe II y viaja por Italia, Flandes y Alemania, donde entra en contacto con las corrientes renacentistas. En Flandes será también en 1553 soldado de Carlos I y tres años después acompaña al emperador en su retiro del monasterio de Yuste.

En 1558, tras la muerte de Carlos I, pasa al servicio de Felipe II, cuyo mecenazgo será vital para su carrera de arquitecto. En 1562 concluye la copia de las figuras astronómicas del Libro del saber de astronomía, lo que compagina como enseñante del príncipe Carlos de Austria.

Jacopo da Trezzo. Medalla de Juan de Herrera (1578)

Herrera inicia su carrera arquitectónica en 1561 con las obras del Palacio Real de Aranjuez. A comienzos de 1563 empieza a trabajar con Juan Bautista de Toledo, autor del proyecto inicial del monasterio de El Escorial, y en 1572 asume la dirección de las obras, procediendo a una reorganización, que amplía y cambia la ornamentación interior de la iglesia y la traza de la fachada, en el que destaca la horizontalidad, la uniformidad compositiva y la sobra decoración.

En El Escorial construye también la fachada occidental, la basílica de planta centralizada y el templete del Patio de los Evangelistas. En todo este proceso cambia las técnicas constructivas, modifica las cubiertas y destaca su maestría en las bóvedas de la estructura. Las obras finalizan en 1584.

El monasterio de El Escorial, obra emblemática de Juan de Herrera

Al mismo tiempo interviene en otras obras menores, como la ampliación del Jardín del Rey del Palacio Real de Aranjuez (1577), el palacio de El Quexigal (1563, desaparecido), la fachada sur del alcázar de Toledo (1571-1585), Casa Consistorial de Toledo (1575), puente de Segovia (1582-1584, Madrid), reconstrucción en palacio del castillo de Villaviciosa de Odón (1583), Lonja de Sevilla (1583, actual Archivo de Indias) y Real Aposento de Torrelodones (1589, desaparecido).

En la frontera del plateresco, dominante hasta entonces, la sobriedad y severidad del estilo que desarrolló e implantó Juan de Herrera, conocido como herreriano, fue representativo del reinado de Felipe II y está definido por las rígidas proporciones matemáticas, chapiteles de pizarra y elementos decorativos geométricos (esferas y pirámides).

Fachada de la catedral de Valladolid

La expansión de su estilo arquitectónico es una consecuencia, asimismo, de su nombramiento en 1579 como inspector de Monumentos de la Corona. Entre las obras más destacadas de esta etapa hay que señalar la catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid, obra de una enorme complejidad, acabada en 1589. El estilo herreriano dejó una huella profunda en la arquitectura española del siglo XVII y tuvo entre sus seguidores más destacados a Francisco de Mora, Juan Gómez de Mora y Juan Gómez de Trasmonte.

En 1583 funda la Academia de Matemáticas y Delineación, de la que fue su primer director y es el antecedente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En 1594 cae enfermo y se ve obligado a abandonar su trabajo. Fallece en 1597 y sus restos mortales descansan por voluntad propia en la iglesia de San Juan Bautista, en Maliaño (Cantabria).

Créditos y Agradecimientos: de la mar y los barcos

COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID # ASFALTADO DE LA AVENIDA REYES CATÓLICOS (PROLONGACIÓN HISTORIOGRÁFICA DEL PASEO DE JUAN DE BORBÓN Y BATTENBERG) # REAL SITIO DEL ESCORIAL # MUNICIPIOS DE EL ESCORIAL Y DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL # ENTORNO DEL REAL MONASTERIO DE SAN LORENZO EL REAL DEL ESCORIAL   Leave a comment

image

ASFALTADO DE LA AVENIDA REYES CATÓLICOS

REAL SITIO DEL ESCORIAL # EL ESCORIAL Y SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

clip_image004_thumb1_thumb

Andrés Magaña García # Juliana 3, BL5-504 # 28280 El Escorial # DNI (…)

clip_image006_thumb1_thumb

Andrés Magaña García # Juliana 3, BL5-504 # 28280 El Escorial

clip_image008_thumb1_thumb

EXPONE

1.- Inspirándose en “Las Estampas y el Sumario del Escorial” de Juan de Herrera,

Perret grabó (1587), Perspectiva General del Monasterio de San Lorenzo de El

Escorial (Museo del Prado).

2.- El grabado muestra, presuntamente, la Calle Olmedada, de cuatro filas de olmos,

que describieron: Juan Alonso de Almela (1594) y Fray José de Sigüenza (1605).

3.- Los adoquinados del Paseo de Juan de Borbón y Battenberg y de la Avenida de

los Reyes Católicos rememoran la historicidad del Real Sitio del Escorial #

Territorio Histórico circunvalado por una Pared Real de Piedra Berroqueña en

Seco # La Cerca de Felipe II.

clip_image010_thumb1_thumb

SOLICITA

1.- Que el Ayuntamiento de El Escorial desista de su Proyecto de Asfaltado de la

Avenida de los Reyes Católicos: La Avenida es prolongación del Paseo Juan de

Borbón y Battenberg.

2.– Que la Presidenta del Gobierno Regional de Madrid y los Alcaldes del Real

Sitio del Escorial (Municipios de El Escorial y San Lorenzo de El Escorial) garanticen la

SOSTENIBILIDAD DE LOS ADOQUINADOS DEL PASEO DE JUAN DE BORBÓN Y

BATTENBERG Y DE LA AVENIDA DE LOS REYES CATÓLICOS COMO VIARIO

VERTEBRADOR DEL ENTORNO DEL MONASTERIO DEL ESCORIAL: SITIO UNESCO

DE INTERÉS TURÍSTICO MUNDIAL.

En El Escorial a diecisiete de Julio de dos mil once

Firmado, Andrés Magaña García

Itma. Sra. Esperanza Aguirre Gil de Biedma

Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid

Real Casa de Correos # Puerta del Sol, 7 # 28013 Madrid

“Presidenta de la Comunidad de Madrid” <presidenta@madrid.org>

Etiquetas (tags): escorial, monasterio, real-sitio, territorio-historico, comunidad-de-madrid

Etiquetas miscelaneas (hashtags): #escorial, #monasteriodelescorial, #patrimoniodelahumanidad, #worldheritage, #unesco, #patrimoniocultural, #patrimoniohispanico,

AYUNTAMIENTO DE EL ESCORIAL # ASFALTADO DE LA AVENIDA REYES CATÓLICOS (PROLONGACIÓN HISTORIOGRÁFICA DEL PASEO DE JUAN DE BORBÓN Y BATTENBERG) # REAL SITIO DEL ESCORIAL # MUNICIPIOS DE EL ESCORIAL Y DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL # ENTORNO DEL REAL MONASTERIO DE SAN LORENZO EL REAL DEL ESCORIAL   Leave a comment

image

ASFALTADO DE LA AVENIDA REYES CATÓLICOS

REAL SITIO DEL ESCORIAL # EL ESCORIAL Y SAN LORENZO DE EL ESCORIAL 

clip_image004_thumb[1]

Andrés Magaña García # Juliana 3, BL5-504 # 28280 El Escorial # DNI (…)

clip_image006_thumb[1]

Andrés Magaña García # Juliana 3, BL5-504 # 28280 El Escorial

clip_image008_thumb[1]

EXPONE

1.- Inspirándose en “Las Estampas y el Sumario del Escorial” de Juan de Herrera,

Perret grabó (1587), Perspectiva General del Monasterio de San Lorenzo de El

Escorial (Museo del Prado).

2.- El grabado muestra, presuntamente, la Calle Olmedada, de cuatro filas de olmos,

que describieron: Juan Alonso de Almela (1594) y Fray José de Sigüenza (1605).

3.- Los adoquinados del Paseo de Juan de Borbón y Battenberg y de la Avenida de

los Reyes Católicos rememoran la historicidad del Real Sitio del Escorial #

Territorio Histórico circunvalado por una Pared Real de Piedra Berroqueña en

Seco # La Cerca de Felipe II.

clip_image010_thumb[1]

SOLICITA

1.- Que el Ayuntamiento de El Escorial desista de su Proyecto de Asfaltado de la

Avenida de los Reyes Católicos: La Avenida es prolongación del Paseo Juan de

Borbón y Battenberg.

2.– Que la Presidenta del Gobierno Regional de Madrid y los Alcaldes del Real

Sitio del Escorial (Municipios de El Escorial y San Lorenzo de El Escorial) garanticen la

SOSTENIBILIDAD DE LOS ADOQUINADOS DEL PASEO DE JUAN DE BORBÓN Y

BATTENBERG Y DE LA AVENIDA DE LOS REYES CATÓLICOS COMO VIARIO

VERTEBRADOR DEL ENTORNO DEL MONASTERIO DEL ESCORIAL: SITIO UNESCO

DE INTERÉS TURÍSTICO MUNDIAL.

En El Escorial a diecisiete de Julio de dos mil once

Firmado, Andrés Magaña García

 

Itmo. Sr. Antonio Vicente Rubio

Alcalde de El Escorial

Plaza de España, 1 # 28280 El Escorial

“Junta de Gobierno del Ayto. del Escorial” <equipogobierno@aytoescorial.org>

 

 

Etiquetas (tags): escorial, monasterio, real-sitio, territorio-historico, comunidad-de-madrid

Etiquetas miscelaneas (hashtags): #escorial, #monasteriodelescorial, #patrimoniodelahumanidad, #worldheritage, #unesco, #patrimoniocultural, #patrimoniohispanico,

AYUNTAMIENTO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL # ASFALTADO DE LA AVENIDA REYES CATÓLICOS(PROLONGACIÓN HISTORIOGRÁFICA DEL PASEO DE JUAN DE BORBÓN Y BATTENBERG) # REAL SITIO DEL ESCORIAL # MUNICIPIOS DE EL ESCORIAL Y DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL # ENTORNO DEL REAL MONASTERIO DE SAN LORENZO EL REAL DEL ESCORIAL   Leave a comment

 

image

ASFALTADO DE LA AVENIDA REYES CATÓLICOS

REAL SITIO DEL ESCORIAL # EL ESCORIAL Y SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

clip_image004

Andrés Magaña García # Juliana 3, BL5-504 # 28280 El Escorial # DNI (…)

clip_image006

Andrés Magaña García # Juliana 3, BL5-504 # 28280 El Escorial

clip_image008

EXPONE

1.- Inspirándose en “Las Estampas y el Sumario del Escorial” de Juan de Herrera,

Perret grabó (1587), Perspectiva General del Monasterio de San Lorenzo de El

Escorial (Museo del Prado).

2.- El grabado muestra, presuntamente, la Calle Olmedada, de cuatro filas de olmos,

que describieron: Juan Alonso de Almela (1594) y Fray José de Sigüenza (1605).

3.- Los adoquinados del Paseo de Juan de Borbón y Battenberg y de la Avenida de

los Reyes Católicos rememoran la historicidad del Real Sitio del Escorial #

Territorio Histórico circunvalado por una Pared Real de Piedra Berroqueña en

Seco # La Cerca de Felipe II.

 

clip_image010

SOLICITA

1.- Que el Ayuntamiento de El Escorial desista de su Proyecto de Asfaltado de la

Avenida de los Reyes Católicos: La Avenida es prolongación del Paseo Juan de

Borbón y Battenberg.

2.– Que la Presidenta del Gobierno Regional de Madrid y los Alcaldes del Real

Sitio del Escorial (Municipios de El Escorial y San Lorenzo de El Escorial) garanticen la

SOSTENIBILIDAD DE LOS ADOQUINADOS DEL PASEO DE JUAN DE BORBÓN Y

BATTENBERG Y DE LA AVENIDA DE LOS REYES CATÓLICOS COMO VIARIO

VERTEBRADOR DEL ENTORNO DEL MONASTERIO DEL ESCORIAL: SITIO UNESCO

DE INTERÉS TURÍSTICO MUNDIAL.

En El Escorial a diecisiete de Julio de dos mil once

Firmado, Andrés Magaña García

Itmo. Sr. José Luis Fernández-Quejo del Pozo

Alcalde de San Lorenzo de El Escorial

Plaza de la Constitución, 3 # 28200 San Lorenzo de El Escorial, Madrid

“Junta de Gobierno del Ayto de San Lorenzo de El Escorial” <info@sanlorenzodeelescorial.org>

 

 

Etiquetas (tags): escorial, monasterio, real-sitio, territorio-historico, comunidad-de-madrid

Etiquetas miscelaneas (hashtags): #escorial, #monasteriodelescorial, #patrimoniodelahumanidad, #worldheritage, #unesco, #patrimoniocultural, #patrimoniohispanico,

Aproximación a los Orígenes del Real Sitio del Escorial: El Castañar, La Herrería, Monasterio de San Lorenzo el Real, Villa de El Escorial, La Fresneda, Peralejo, Navalquejigo, El Campillo, Palacio de Monesterio, San Lorenzo de El Escorial   Leave a comment

004

y1plEAR_WQK4LIwXDTE3DFGn-MfmpLo3Se-hLHxz0Qd_rezaIrCipfXqkFXE-5n-NIQAOMNNkq3uhU

CERCA DE FELIPE II laparedreal

clip_image002[3] 1008837C

clip_image004[3]

Foto 235

Foto 239

clip_image002[3]

clip_image004[3] 043F027E

fr_ortofoto2006_detalle-1

DENUNCIA 00D

Historia (8)d (1) (1)

2211371645_b079aa2882_b

ARMAS DE F II EN FACHADA DE EL ESCORIAL

Escudo_Felipe_II

1353679

Orígenes

Aunque la tradición más añeja de El Escorial, nos habla de restos de colonización romana, y sirve para apoyar esta tesis, la existencia de algunos restos de calzada, en el actual camino que une El Escorial con Zarzalejo, y la toponimia del entorno, en ocasiones nos pone en relación con nombres de origen árabe, todo hace pensar que, el primitivo origen de El Escorial, está relacionado con el proceso reconquistador del siglo XI y repoblador del siglo XII, época en la que por razones fundamentalmente ganaderas, el espacio en que nuestro pueblo se localiza, se vería poblado por una mínima comunidad aldeana, que poco a poco se establecería, en el espacio y término que actualmente ocupa nuestra localidad.

Se trataría en principio, de una minúscula población de organización totalmente anárquica, que en régimen de presura, ocupa las tierras que para su sostenimiento económico necesita, que carece de toda organización administrativa, que se rige por normas de carácter consuetudinario y que ha escogido para denominar el lugar que habita, algo que es común a cientos de repoblaciones medievales: el nombre de la vegetación dominante en su entorno, es decir, el ésculo. Parece evidente que, los primeros habitantes de nuestro espacio geográfico, encuentran a su alrededor, todo un bosque o campo poblado de ésculos, carvajos o quejigos, con lo que no es difícil concluir que, la etimología de El Escorial, está escrita, en lo más precioso y bello de sus elementos sustanciales: la naturaleza.

De aquí surgirán dos aspectos fundamentales que caracterizarán el pequeño enclave poblacional que por entonces es El Escorial: su estructuración como adegaña dependiente de Robledo, aldea creada por Segovia, para organizar todo el territorio de la “Jara y de la Sierra”, y su ansia de supervivencia, pese a la presión constante, que sobre su limitado espacio ejercerán los poblados de El Campillo y Monesterio.

El siglo XVI, nos muestra un Escorial, en creciente proceso de expansión, y con la suficiente capacidad, para segregar un territorio propio e individualizado de Robledo de Chavela, al tiempo que sus condiciones económicas, sociales y de organización del espacio, le convierten en un lugar de atracción de población de los enclaves próximos, lo que hace de El Escorial, una aldea prospera en rápido proceso de crecimiento. Los
primeros quince años del siglo XVI, constituyen el momento histórico en que El Escorial se configura como una aldea independiente administrativamente, con un marco territorial específico y propio, individualizado de los enclaves próximos.

El Escorial en el siglo XVI

En el marco del sexmo de Casarrubios, y tomando como referencia la normativa legal de la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, viven y trabajan en el término de El Escorial, en la primera mitad del siglo XVI, un centenar de labradores y campesinos, que subsisten en buena proporción del cultivo de sus propiedades y de las prácticas comunitarias. Este labrador autónomo e independiente, se sentirá amenazado por las actitudes de la monarquía del emperador Carlos V, y como un miembro más de la Tierra Segoviana, intervendrá en la Guerra de las Comunidades, sufriendo primero la derrota y más tarde una dura represión en la que se vieron implicados, un total de 72 vecinos, entre ellos siete mujeres.

Pero la gran página de la Historia se abrirá para El Escorial, en lugares muy lejanos de su entorno, en tierras francesas, y más concretamente en San Quintín. Allí tras la batalla, Felipe II, desarrolla la idea de construir un monasterio, y el 15 de abril de l561, escribe al padre general de la orden Jerónima y le dice:

"Sabed que en reconocimiento de la vitoria que nuestro Señor fue servido darme el día de Sant Lorenzo, del año pasado de l557, tengo determinado de edificar y dotar un monasterio”: Felipe II, Carta de Fundación del Monasterio de San Lorenzo el Real.

Historia (8)aa

El nacimiento de El Monasterio, genera cambios trascendentales en el seno de la pequeña aldea, que en pocos meses, abandonará su tranquilidad ancestral, para verse sumida en un proceso de cambios rápidos y urgentes. Así, su marco espacial será transformado, como también su ejido, y su dehesa boyal, y lo que es más importante, sus campos abiertos de siglos, se comienzan a cerrar. Pero es que además, el municipio se puebla de laborantes, procedentes de todos los rincones de Europa, y el dinero, siempre escaso y alejado de las manos campesinas, comienza a sonar en sus bolsas, al tiempo que los mesones y tiendas se hacen insuficientes, y nada de lo tradicional sirve para explicar lo que está pasando.

Es ahora cuando la comunidad de aldea, se convierte en Villa, por una sencilla razón, y es que las normas legales que estructuran la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, no sirven para hacer frente a la problemática diaria de la construcción de un Monasterio, y es preciso crear en El Escorial, un territorio de Realengo, que dependiendo directamente del prior del Monasterio e indirectamente del Rey, tenga un responsable único: el Alcalde Mayor, encargado de administrar la vida diaria del lugar y de aplicar justicia.

Es también el momento en que el viejo Escorial se engalana con un nuevo Ayuntamiento, un Hospital Real para laborantes, grandes casas para los funcionarios reales, apertura de nuevas calles, edificación de notables fuentes y sobre todo, es el momento en que se construye una nueva Iglesia, la actual de San Bernabé. En una palabra, los años de l562 a l598, constituyen la etapa de máximo esplendor en la historia urbanística de nuestro pueblo, que inexorablemente se acompañó de la ruptura total del tejido económico social tradicional, puesto que a partir de la entronización de los monjes en el Monasterio, los habitantes de El Escorial, destruida en parte su fuente de riqueza ancestral, se convierten en servidores, de su gran patrono: El Monasterio.

El Escorial durante los siglos XVII y XVIII

Los tiempos de cambios cesan con la muerte del Rey fundador, y el siglo XVII, será la etapa de sedimentación y reposo que permita digerir las transformaciones impuestas en una Villa, que depende para casi todo de su superior jerárquico, el Monasterio, y de su prior, escurialense.

Historia (8)c

La situación descrita, con cambios que no son del caso reseñar aquí, se mantiene hasta la segunda mitad del siglo XVIII, y más concretamente hasta el reinado de Carlos III, momento en que se hace patente, la necesidad que los cortesanos del Rey tienen, de viviendas propias, para instalarse cerca de la Corona, durante las jornadas que Carlos III pasa en su palacio del Monasterio.

Los monjes jerónimos con mucho de soberbia y poco de reflexión, impedirán la construcción de edificios con márgenes suficientes de libertad para sus propietarios, lo que conducirá a que la Corona, utilizando un motivo tan baladí como la apertura de un mesón en el Sitio, y empleando para sus intereses a la Villa de El Escorial, promueva un ruidoso pleito, en el que se enfrentaran El Monasterio y nuestro municipio, por el reconocimiento de la propiedad del suelo en el que se había de establecer el citado mesón, con el arbitraje superior, de la Corona, quien en última instancia se apropiará del terreno en discusión, cuando se demuestre que el lugar elegido para la instalación de la nueva taberna, eran baldíos, y por tanto pertenecientes a la institución monárquica.

Historia (8)b

Desde este momento, la Corona promoverá cambios administrativos de importancia, a costa del Monasterio y de El Escorial, centrados en la desaparición de la figura del Alcalde Mayor, la creación del cargo de Gobernador de El Real Sitio, y la configuración de un marco territorial propio, para el nuevo enclave poblacional puesto en marcha. Nacía así, no sin graves dificultades, el miembro más joven de la tierra escurialense: el municipio de San Lorenzo de El Escorial.

image

341px-Escudo_de_San_Lorenzo_del_Escorial.svg

Los caminos de la modernidad

Con la pujanza de la juventud, San Lorenzo de El Escorial inicia su aventura, pronto truncada por una guerra como la de la Independencia, la cual supondrá para El Escorial, dado sus hechos de armas, el honroso titulo de Leal, preámbulo obligado a los peores años de nuestro municipio, nunca debido a la fuerza con que se desarrolla San Lorenzo de El Escorial, sino a los cambios que en el núcleo monástico escurialense impondrá, la exclaustración de los jerónimos, y la posterior desamortización de todos sus bienes.

Y es que, el segundo tercio del siglo XIX supone, la transformación radical del modo de vida habitual de la población escurialense, toda vez, que desde l836, ya no hay monjes a los que servir, ni propiedades religiosas que trabajar, puesto que la Corona, heredera de los bienes de los monjes jerónimos, abandona en buena proporción la explotación de la tierra y no realiza inversión alguna, que permita el empleo de la mano de obra.

Por otra parte, la desamortización de las propiedades comunales, complemento obligado del trabajo de los campesinos escurialenses son puestas a la venta en pública subasta, y con la apropiación individual, llegará la cerca, y con ella, la pobreza y la despoblación del viejo Escorial.

Sin embargo, en los peores momentos, cuando el empobrecimiento es mayor, y cuando la miseria y la despoblación total parece ser el destino de la vieja adegaña Robledana, El Escorial, recuperará su ansia de supervivencia y aunque vea desaparecer a vecinos cargados de Historia, como Navalquexigo, Valmayor y Peralejo, El Escorial, aguantará lo suficiente, para que el tendido ferroviario primero, el tren más tarde, y el jugoso dulzor del Chocolate, le pongan en condiciones de mostrar al mundo, el primero de sus grandes hijos: El Monasterio de El Escorial.

Historia (8) (1)

Apoyándose en la gran obra filipina, y en el gran marco natural en el que se inscribe nuestro pueblo, los habitantes de El Escorial, de los primeros años del siglo XX, solo tuvieron que esperar que el tren llegase con viajeros, para continuar haciendo lo que tradicionalmente habían hecho, prestar sus servicios, y mostrar la grandiosidad de lo que les rodeaba. Y lo hicieron tan bien, que pronto su supervivencia estuvo asegurada.

Quizá como premio a su capacidad de resistencia, los últimos años del siglo XIX, supusieron un incremento notable del marco territorial escurialense, con la incorporación de los términos territoriales, que en su día constituyeron, los ámbitos geográficos de Navalquexigo y Peralejo, enclaves que cincuenta años más tarde, década de 1940-50, parecen renacer de sus cenizas, volviendo a poblarse y habitarse, sin perder su vinculación con su núcleo cabecero la Leal Villa de El Escorial.

Con la distancia que a los problemas dan los años, El Escorial, se nos muestra hoy, como un municipio orgulloso de que su nombre acompañe y complete la denominación de otros dos enclaves crecidos y desarrollados en su marco (Monasterio de El Escorial y San Lorenzo de El Escorial), al tiempo que se muestra receptivo a todo aquello que de algún modo pueda engrandecerle, siempre que en ningún momento rompa la armonía y equilibrio, que el viejo Escorial, pacto con su etimología. Y es que el futuro de nuestro municipio sigue estando escrito en el mismo lugar que su origen: en la naturaleza

Créditos y Agradecimientos: José Manuel Castellanos Oñate Madrid Medieval; Gregorio Sánchez Meco, Cronista del Ayuntamiento de El Escorial; Ana Grasset (fotografías de Palacio de Monesterio); José Javier Martín Espartosa (fotografías de La Granjilla de La Fresneda).

Monasterio de San Lorenzo el Real de El Escorial (1563 – 1584)   Leave a comment

Felipe II, el "rey escondido", fue un gran amante de las artes y un mecenas artístico. Rodeó su corte madrileña de palacios, pero su construcción favorita fue esta obra manierista, en la cual se recluía durante largos periodos de trabajo y reposo, y que es además la más significativa de su reinado.

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial fue construido para conmemorar la victoria en la batalla de San Quintín sobre los franceses el 10 de agosto 1557, día de San Lorenzo. Cumplía las funciones que Felipe II consideraba necesarias para la realización de su regia actividad: panteón, palacio, convento, colegio y biblioteca que era el centro de estudios; todo ello en una única y monumental obra que crea un estilo propio: El Escurialense.

Cada dependencia tiene su propio tratamiento dentro de la unidad de todo el conjunto arquitectónico. Es el exponente arquitectónico de la naturaleza de la monarquía autoritaria como unión dependiente de lo humano hacia lo divino. Es la expresión de la voluntad de Felipe II de dejar una huella imborrable de su concepción jerarquizada del mundo en cuya cumbre se hallaba el rey.

Estéticamente, Herrera dotó al monasterio de un estilo purista, de extrema sobriedad. Incluso eliminó las esculturas que iban en las fachadas dejando la expresión arquitectónica en un simple juego de masa y volumen.

El trazado inicial del edificio en 1563 (después de que quedasen excluidos arquitectos muy conocidos por el rey como Alonso de Covarrubias) fue de Juan Bautista de Toledo porque se ajustaba al perfil profesional que permitía que Felipe II fuese el que definiese el contenido de la obra, actuando así el rey como voluntad suprema reguladora de la realización. No olvidemos que el propio monarca consultó a Vignola en relación a la obra. También es cierto que las ideas de Serlio están presentes en la realización del monasterio. A la muerte de Juan Bautista de Toledo siguió la obra Juan de Herrera dado que tenía el mismo perfil profesional que su antecesor. Fue Herrera el que terminó la obra en 1582 dotándola de un estilo muy personal, denominado "Herreriano".

La planta. Es un inmenso rectángulo de 206 metros de fachada por 161 metros de fondo con torres en sus cuatro ángulos y organizado en forma de parrilla como simbólico recuerdo del martirio de San Lorenzo. De dicho rectángulo sólo sobresalen las dependencias reales. El sentido de organización y quietud dominan el visionado de la planta. Por otra parte, y manteniendo esa idea de quieta monumentalidad, la masa de cúpula de la basílica destaca sobre el conjunto de torres y bóvedas en el espacio exterior, mientras que el eje que marca el Patio de lo Reyes, entre la entrada al monasterio, la basílica y las reducidas estancias reales, se consolida como el espacio central que domina la superficie del plano. El equilibrio manierista destaca en todos los espacios que ocupa esta arquitectura.

El interior del Monasterio. En la entrada del monasterio se abre a ambos lados dos patios rectangulares que están subdivididos en cuatro partes, a la manera manierista de ubicar los patios, no como prolongación de la entrada, sino en lo laterales. El más famoso es el Patio de los Evangelistas de Juan de Toledo que está a la derecha, que tiene doble galería que abajo tiene una arquería dórica y jónica en la superior de gran monumentalidad geométrica por su claridad y fuerza clasicista. En su centro tiene una fuente con edículo, de Juan de Herrera, jalonado con una cúpula y de planta octogonal. En él se ubican cuatro hornacinas con las estatuas de lo Evangelistas, obra de Juan Bautista Monegro.

A continuación del sobrio Patio de los Reyes, y en el centro del monasterio, se halla la iglesia, de plan central, influencia de Bramante, donde se combina la planta de cruz griega con la planta basilical, y rematada por un impresionante cúpula. En su interior, nos encontramos con coro en alto y el presbiterio elevado. Debajo de ella y realizado más tarde, está el panteón real de planta octogonal, con arcos, pilastras toscanas y bóvedas de cañón con lunetos, y decorado con mármoles jaspeados para crear un entorno inquietante.

Entre las demás dependencias podemos destacar las Salas Capitulares y la Biblioteca, que recogía gran parte de los libros del rey. Allí se encuentran el conjunto de frescos más bello, aunque de irregular consecución, sobre alegorías de las Ciencias y la Letras, realizados por Tibaldi y con grutescos decorativos. El Greco sólo realizó el San Mauricio en 1582.

El exterior del Monasterio. Desde el exterior el Monasterio es una obra de aire sobrio y austero y de marcada robustez visual. La vista tropieza con una serie de volúmenes repetitivos en el desnudo muro de granito que se halla dinamizado solamente por una monótona serie de sobrias y frías ventanas adinteladas y sin decorar. Es un ritmo manierista. La fachada principal quiebra la austeridad decorativa. Está formada por un pórtico de doble cuerpo cerrado con un frontón. El inferior con ocho columnas jónicas y con cuatro columnas dóricas en el superior. En el cuerpo superior se encuentra la imagen de San Lorenzo. Sin olvidar la solución arquitectónica tipo Austria en los tejados. Son tejados a dos aguas, de pizarra negra que también encontramos en los chapitelles y las buhardillas de las cuatro torres angulares que están terminadas con pirámides con bolas.

El estilo herreriano. Juan de Herrera fue sobre todo un hombre con grandes conocimientos de matemáticas y de una gran cultura humanística, además de tener un especial interés por la arquitectura, como aprendió en Italia. En su gran biblioteca tenía los tratados de Vignola y Serlio sobre arquitectura, así como obras sobre ingeniería y traducciones de Vitrubio. Este humanista crea a partir de su participación en la construcción del monasterio un estilo denominado por su apellido. Se caracteriza por:

  • Desnudez decorativa en el edificio.

  • Búsqueda de las proporciones matemáticas entre los elementos constructivos del edificio.

  • Uso del orden gigante que toma de Palladio.

  • Definición de volúmenes exteriores netamente definidos donde las líneas rectas predominen visualmente.

  • Uso de los chapiteles, que son cubiertas hechas de madera que exteriormente se recubren de pizarra, como continuación de la tradición flamenca.

Datos Técnicos

Nombre: Monasterio de El Escorial

Autor: Juan Bautista de Toledo y Juan Herrera

Fecha: 1563 – 1584. La primera piedra se puso el 23 de abril de 1563 y se acabó la obra el 13 de septiembre de 1584.

Otros: La planta tiene 206 m de ancho por 161 m de fondo

Características: Se levantó para conmemorar la victoria sobre los franceses en San Quintín, el 10 de agosto, día de San Lorenzo

Créditos y Agradecimientos: Miguel Gual

BASÍLICA DE SAN LORENZO (BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DEL PATROCINIO – REAL MONASTERIO DEL ESCORIAL   Leave a comment

escorial

Escorial.-Planta-con-partes1-1

Obra arquitectónica de Juan Bautista de Toledo y culminada por Juan de Herrera.Es un edificio del siglo XVI y pertenece l renacentismo español.

Este edificio encierra entre sus muros la función de palacio residencial, basílica y monasterio real.

En la obra se diferencian varias partes:

La fachada principal: Se caracteriza por su clasicismo.

Se diferencian dos plantas, en al planta baja hay una puerta adintelada con entablamento individual,y  cuatro columnas de orden gigante a cada lado e la puerta de orden dórico.

En los intercolumnios vemos tres pisos de ventanas, nichos y hornacinas ciegas. Separando el primer piso del segundo, tenemos una línea de entablamento de grandes dimensiones.

En el segundo piso observamos un muro con columnas de orden gigante y orden jónico sobre plinto. En el centro del cuerpo se observa una estatua en una hornacina y un motivo heráldico. El cuerpo cuadrado tiene  un frontón triangular con decoración típica de Herrera en sus vértices.

El patio de los reyes: Nos encontramos ante un patio tras traspasar las puertas del Palacio.

Se caracteriza por una fachada con columnas de orden gigante y dórico, compuesto por  tres entradas con arcos de medio punto y con vanos adintelados tambien tiene un gran entablamento más sencillo que el de la fachada.

El cuerpo superior destaca por sus seis esculturas que van en la línea vertical de las columnas del cuerpo inferior.

Las esculturas tienen un carácter idealizador, son realista en los pliegues y se comunican entre sí con cierto dinamismo, pero sus rostros son inexpresivos.

Las dos esculturas centrales son las de David y Salomón, las dos esculturas que rematan el vértice de la izquierda son Josafat y Ezequías y los del vértice derecho son Josías y Manasés. Los seis son los Reyes de Judá.

Coronando la composición tenemos un frontón triangular,  el centro esta formado  por un arco de medio punto creado por un vano acristalado.

La basílica del Escorial: Se recupera la planta de cruz latina con tres naves una central más amplia y de mayor altura que las dos laterales.

Tiene una estructura majestuosa, imponente y que pretende recalcar la fortaleza de la monarquía absolutista.

Sus detalles más destacables son su sillería  regular en toda la composición,y sus pilastras adosadas.

Vemos el arco de medio punto con bóveda de cañón decorada con pinturas, y también observamos de nuevo los arcos fajones.

Destacamos también una línea de entablamento monumental que recorre todo el muro.

Observamos una cúpula de grandes dimensiones sobre pechinas, que parte de una base cuadrada para llegar a otra circular; la cúpula tiene una doble linterna con vanos.

Créditos y Agradecimientos: ARTE ATRAVESADO

A %d blogueros les gusta esto: